jueves, 11 de noviembre de 2010

¿Cómo se pueden prevenir las lesiones de rodilla en el fútbol?

He elegido este tema, porque es un tipo de lesión bastante grave y muy propensa para cualquier persona que juegue a fútbol habitualmente. Se podría decir que la lesión de rodilla es la que nadie quiere padecer. La rotura de ligamentos cruzados es temida por todos. Los futbolistas profesionales casi coinciden, temen a este tipo de lesiones. La principal causa: el extenso período de convalecencia. A esto hay que agregar el plus en contra que cargará posteriormente en sus carreras y que será un alerta para los posibles clubes que requieran sus servicios. No es lo mismo un jugador con este tipo de lesiones previas. He aquí algunas vivencias personales de algunos jugadores que han sufrido lesiones de éste tipo;


Un testimonio. Marcelo Lacerda juega en Wanderers. Destacó en las selecciones juveniles al igual que su hermano Jonathan. En un partido ante Racing en el 2009, se lesionó. “Me doblé la rodilla y salí afuera de la cancha. Ahí me imaginé que era algo grave. Me preparé para lo peor. Lo peor eran los ligamentos cruzados. Si era una lesión menos grave mejor, si era lo peor había que afrontarlo. Ahí se me cruzaron muchas cosas por la cabeza. La selección juvenil, el Mundial de setiembre, el año deportivo con Wanderers”

Ifrán se lesionó en una práctica. “Estábamos haciendo un juego y fui a controlar una pelota alta. Levanté mucho la pierna y cuando la apoyé en el suelo me falló la rodilla. Me dolía mucho y se me quedó dormida”, manifestó.

Luis Zubeldía, jugador del Club Atlético Lanús.  "Luego de la intervención estuve dos meses con muletas y otros tantos con rehabilitación, pero como no me recuperaba, decidieron operarme nuevamente. Después de la segunda intervención quirúrgica tuve otros ocho o nueve meses de rehabilitación, pero nunca me recuperé totalmente. Aunque seguí intentando durante casi tres años nunca logré reponerme, por lo que tomé la decisión de retirarme".













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada