domingo, 19 de diciembre de 2010

LA HISTORIA DE RODOLFO

Transcurría el año 1979 cuando Rodolfo tuvo que abandonar su  Portugal natal para trasladarse a vivir a Madrid. Pues  a su padre, comercial de una pequeña empresa, le habían ofrecido una propuesta de trabajo irrechazable. Como no tenía donde ir ya que su madre había fallecido hacía mucho tiempo, no tuvo más remedio que hacer las maletas y seguir a su padre con lo que esto conllevaba, es decir; cambio de casa, de amigos, de escuela etc. A Rodolfo esto no le hacía mucha gracia pero como no tenía más opciones no se molesto ni en quejarse a su padre. Este cómo tenía una buen trabajo y estaba bastante bien económicamente hablando, inscribió a Rodolfo  en el colegio San Patricio, uno de los colegios privados con más renombre de todo Madrid. Rodolfo era un chico bastante peculiar, bajito, muy moreno de piel y bastante ancho de caderas. Nada más entrar por la puerta toda la clase fijo su mirada en él de una manera un tanto sospechosa y al poco tiempo empezaron los cuchicheos. Pasada una semana Rodolfo apenas se había relacionado con sus compañeros y era el centro de todas las miradas y burlas de clase. Le insultaban, le llamaban champiñón por su aspecto, gitano por su color de piel y le incitaban a abandonar la escuela y hasta el país si no quería que le pegasen. Era una situación muy complicada para el chico, pues España estaba sumida en un período de transición post-franquismo y había mucha gente con idealismos anteriores, los cuales eran transmitidos de padres a hijos y por lo tanto afectaban de manera directa en su comportamiento en la escuela. Cuando tenían lugar las clases de educación física Rodolfo  intentaba aportar algo a la clase, realizar algo diferente con lo que intentar ganarse el respeto de sus compañeros. Pese a su aspecto un poco raro Rodolfo era bastante bueno en todos los deportes y el profesor de educación física se había percatado rápidamente. Este al mismo tiempo había sido informado por otros profesores de la situación personal de Rodolfo, es decir, los constantes desprecios a los que era sometido por sus compañeros. Como era un profesor comprometido con los problemas de los demás y además era bastante inteligente, propuso un partido de futbol (que era el deporte en el que especialmente destacaba Rodolfo) en el que colocó a Rodolfo en el equipo de los menos buenos. Como el nivel de futbol en la clase no era muy bueno y Rodolfo destacaba sobre los demás, el equipo de los menos buenos ganó a los más buenos, los cuales no daban crédito. Rodolfo cuajó un partido espectacular en el cual metió 3 goles y se ganó el respeto de sus compañeros, los cuales le invitaron a inscribirse en el equipo del colegio y a jugar junto a ellos.


AITOR FRANCÉS CHORNET  Y VÍCTOR SENDRA ALEMANY.

1 comentario:

  1. Hola Ivan. Espero que de cara al segundo cuatrimestre des más continuidad a tu blog y que lo enriquezcas. Te sugiero que consultes la entrada "recomendaciones blogueras" para orientarte. Ánimo!

    ResponderEliminar